Cine y Series

Documental sobre Joe Strummer ‘Quiero tener una ferretería en Andalucía’.

Por Juan Rodríguez.

Cuando uno habla con un fan o un espectador de la banda de punk británica The Clash, pocos saben que su líder, el cantante/guitarrista Joe Strummer tuvo una conexión particular con Andalucía oriental. Con la ciudad de Granada, y también, y de manera muy especial, con la zona de Cabo de Gata en Almería. Quizá porque esa fue una etapa más discreta en la vida de Strummer, ocurrió una vez que su mítica banda ya se había deshecho. MV5BYTM0NzY2YjYtYjUwYi00NTAzLThmMjItNzc1NWIzYTczN2Y0XkEyXkFqcGdeQXVyMTk4NjQ5OTE@._V1_

La estancia de Joe Strummer por Andalucía la recuerda Carles Prats con su documental ‘Quiero tener una ferretería en Andalucía’.

La cinta se estrenó en cines españoles en diciembre de 2012, y después de su vida en pantallas de cine y en festivales (Festival Internacional de Cine Documental Musical In-Edit de Barcelona, San Sebastián, Berlín…), se editó en DVD.

Joe Strummer murió con medio siglo cumplido en vísperas de Navidades de 2002.
En el documental lo recuerdan amigos próximos y vecinos que formaron parte de su vida en Londres, Granada y Almería. Joe aparece en algunos recuerdos de vacaciones grabados en video.

En la década de los setenta, la cultura española no tardó demasiado en acercarse a la vida de Strummer.
Sus amigas malagueñas de Londres, las hermanas Esperanza y Paloma (Palmolive, batería de la banda femenina británica The Slits) le introdujeron a la poesía de García Lorca por medio de discos de Paco Ibáñez.

Llegó a darle el nombre de ‘Andalucía Records’ al sello que editó The 101’ers, la primera banda que tuvo Joe, antes de formarse The Clash.
El interés del cantante por el sur de España estuvo presente en The Clash y la canción ‘Spanish Bombs’ aparece publicada en el segundo doble álbum mítico ‘London Calling’.

Al ver la obra ‘Yerma’, de Lorca, en un teatro londinense, decidió venir a descubrir Granada. En la capital nazarí se inauguró, a principio de los años 2010, una placeta que lleva el nombre del rockero inglés.

Una vez allí, a mitad de los años ochenta, conoció al ya también fallecido Jesús Arias de la banda TNT, que es uno de los principales protagonistas del documental.
Fue a Viznar con Jesús porque quería desenterrar a Lorca, sin mucho éxito dada la inmensidad del paraje. Pensó en volver al lugar para componer allí, con Jesús, una canción que se llamaría ‘Lorca’. El proyecto de celebración musical del poeta nunca se llevó a cabo.

Su llegada a la provincia almeriense se produjo en una segunda etapa.
A finales de los ochenta, al acabar el rodaje en el desierto lunar de Tabernas de la película ‘Straight to Hell’, dirigida por su compatriota Alex Cox, y en la cual Strummer comparte el protagonismo con Courtney Love, la mujer del desaparecido Kurt Cobain de la famosa banda grunge estadounidense Nirvana, o incluso con otros miembros de la banda inglesa The Pogues, aprovechó un día libre para explorar la zona, hasta que llegó al pueblo costero de San José. Allí acabó comprando una casa donde cada verano, una nueva bandera alternativa indicaba la presencia de la familia en tierra almeriense.

Lejos del tumulto londinense, en San José y alrededores disfrutaba de un agradable anonimato.
Linda, su esposa, relata que le gustaba conducir (sin carné, pero, como añade un amigo andaluz de Joe, siempre con una cinta de Manolo Escobar cerca del auto radio para suavizar la situación cuando se aproximaba la Guardia Civil), caminar y ver el cielo. Plenamente inmerso, en San José se sentía libre, sin estrés. Esa zona del sureste español se convirtió en un territorio que nutría su sincera curiosidad por muchos aspectos de la vida.

Vegetariano, amante del gazpacho, comía la paella cuando los comensales la pedían, al igual que el mero recién pescado.

Como muchos ingleses, su curiosidad también era amplia en el ámbito de los placeres más líquidos. Aunque nadie recuerda haberlo visto borracho.
Sus preferencias incluían la cerveza Fink Brau, distribuida únicamente por los supermercados LIDL, el ron pálido de Motril, o el famoso cóctel ‘Toxico’ a base de ron que se puede beber en del Bar de Jo, y al cual Strummer acabo dando el nombre debido a los efectos que produce.

Este local al aire libre de la costa almeriense era, según la esposa de Joe, “su sitio favorito en todo el mundo”, y al autor de estas líneas, que espera su reapertura en el próximo verano, ya que en el 2018 no ha podido abrir debido a una lastimosa denuncia de una vecina, también le encanta este bar de verano.

Jo, el dueño francés del bar al cual dio su nombre (tampoco muy alejado del nombre de Strummer, ¡como un símbolo más!) y los empleados del local lo recuerdan con mucho cariño. Casi como si fuera un empleado, se quedaba hasta el cierre total del bar, ya pasadas las ocho de la mañana. Cada verano, solía celebrar en ese peculiar garito su cumpleaños, incluido el último que la vida le dejo festejar.

La dolce vita sureña no le alejó de preocupaciones musicales. En el principio de su vida post Clash, tuvo compromiso musical con la banda granadina 091 como productor. Se fueron a grabar el disco a Madrid pero por diferencias con el ingeniero, el disco no salió como esperaban ni Joe ni el grupo. Le encantaba el flamenco y solía asistir a largas juergas flamencas nocturnas en la peña flamenca de Fernán Pérez, otra pedanía del Cabo de Gata. Especialmente cuando actuaba el aún jovencísimo pero talentoso Niño de Olivares.

Este divertido documental con realización muy fluida, es un alegre alabo a la vida y a los que les gusta gozar de ella. Da repaso a interminables sesiones de playa, al método de Joe para aprender el castellano, al adorno de una altísima farola, a historias de gasolina, a la búsqueda de un coche Dodge con matricula de Oviedo perdido en Madrid, o a una inadecuada parada familiar en un bar de carretera entre la capital y Granada.

¿Y la ferretería me diréis? Como respuesta os dejo visionar este entrañable documental que mezcla carácter musical, presentación de una zona aislada de España y el retrato de un rockero profundamente entero y humano que destacaba por su bondad tanto con su entorno como con los desconocidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s