Reseñas

Yetiblack – The Seventh Stage

Post-Rock/Progresivo/Alternativo.

2017, Autoeditado.

Reseña de John.

23847254_1134943423303200_7421067370424247078_o (1)Si metiéramos en una coctelera a Tool, a Karnivool y a A Perfect Circle, obtendríamos a los granadinos Yetiblack. Sus influencias son meridianamente claras. No lo esconden y se enorgullecen de ello. Y eso es bueno. El próximo 11 de diciembre va a ver la salida de su primer LP cantado en inglés, ‘The Seventh Stage’. Un trabajo grabado bajo la batuta de Raúl Parra, a caballo entre Almería y Granada. Estamos ante un quinteto formado por el recientemente incorporado Ivan Jordá (voz), Israel V. Mora (guitarra, coro), Cristóbal Montalbán (bajo), Ale Manca (batería, percusión, coro) y Francisco del Caño (guitarra). Llevan funcionando desde 2012 y tras haber grabado un par de EPs previos y haber hecho algunos cambios en la formación, están ante el gran desafío que supone lanzarse a una nueva aventura con un sonido renovado, más progresivo y experimental que define mejor la dirección que la banda quiere tomar.

Pertenecen a esa generación de grupos cuyo estilo parece repudiado por el gran público, más receptivo a otro tipo de géneros que necesitan de menor atención a la escucha. Yetiblack la merecen. Lo más seguro es que no te pongas a bailar, o que te cueste tararear los estribillos. También es poco probable que pongan alguno de los temas de este disco en la radio o al menos no completo, ya que la duración media ronda los seis minutos y medio por canción, siendo la más corta de casi cinco y la más larga supere los ocho.

“Entonces, ¿qué ofrece este ‘The Seventh Stage’ al espectador, si todo son handicaps?” podría preguntar algún incauto lector. Pues bien, hay que sumergirse en un mar de sonidos y texturas creadas por capas y capas de guitarras, que van del limpio cristalino más fenderiano a las cosas más brutas que te puedas imaginar, adornadas por una lista de efectos interminable, impecablemente elegidos y depositados en la mezcla; sostenidos por un bajo que se une a la fiesta de pedaleras con armonías imposibles, chorus, delays y demás modulaciones y unas baterías que se pasean por compases de 4/4, 6/8, 7/5 y otros que me es imposible identificar; la voz de Ivan queda muy bien arropada entre toda esta vorágine. Y digo bien, “arropada”; porque cualquier espectador podría decir que está algo bajita de volumen con respecto a todo lo demás, pero se trata de algo intencional. En esta mezcla, Yetiblack han preferido que la voz tenga la misma importancia que cualquier otro elemento sonoro en la grabación, alejándose de un concepto que la música producida en este país ha hecho su máxima desde siempre:  “la voz es lo más importante en una canción”. Y eso es algo que nos gusta mucho.

Sería una locura ponernos a describir tema por tema y compás por compás los cinco cortes que forman este ‘The Seventh Stage’ ya que cada uno de ellos está compuesto por diferentes pasajes que bailan cada uno a su ritmo. Aparecen, desaparecen y vuelven de nuevo, todo sin cambiar de pista, por lo que podemos hablar, en general, de detalles que nos han llamado la atención, como los momentos épicos de la canción que abre el álbum ‘Fallout’, sus armonías vocales (y algún que otro deje en plan Serj Tankian en los coros), el slap de bajo, los riffs de guitarra con delay; El primer single ‘Sickness’ comienza en plan atmosférico, con susurros en la voz y las guitarras aportan muchísima dinámica, pasando de limpios a distorsiones en un abrir y cerrar de ojos; acústicas y armónicos preceden a las roturas de compás en ‘Shells’; ‘Cycles’ comienza con un sonido de bajo con efecto de chorus muy en la onda de Tool, construyendo armonías muy bonitas con guitarras limpias para luego romper con cosas más cañeras alrededor del minuto dos; ‘Push’ cierra el disco con un riff de guitarra muy efectivo. La batería dobla la velocidad en un momento dado justo antes de que el tema se vuelva limpio cuando entra la voz, fórmula con la que van jugueteando a lo largo de los casi seis minutos que dura, sample de tabla hindú incluido.

El sonido en general, es excelente. Claro, potente. Las guitarras brillan con luz propia. Sin embargo, si eres de los que disfrutan con solos en plan guitar hero, vete olvidando, porque no vas a oír ninguno. Ni falta que hace. Isra y Fran despliegan un buen arsenal de recursos, con arreglos bien trabajados y haciendo un uso muy inteligente de efectos de delay, especialmente, que nunca llegan a cansar, tal y como nos contaron en esta entrevista. Yetiblack es una banda de riffs, en lo referente al apartado de guitarras. El bajo merecería un capítulo a parte. Cristobal ha sentado cátedra en este apartado. Yo siempre fui muy reticente a la hora de poner efectos al bajo, pero en este caso, todo el abanico sónico que sale de su instrumento es recibido con alegría. Ale Manca parece hacer fácil lo difícil, y siempre en una banda de progresivo es especialmente importante contar con un batería sólido y que transmita confianza. Y él lo consigue. Romper un bonito y compacto 4/4 y meter o quitar golpes de compás donde no se esperan, no es cosa sencilla… y hacer que algún listillo piense “el batería se equivoca” cuando en realidad está riéndose de él, es algo que solo está al alcance de algunos locos privilegiados. Ivan hace un buen trabajo vocal, con momentos de armonías excelentes, pasando de un susurro a partes apasionadas con gran soltura. Su timbre nos recuerda con frecuencia al de Ian Kenny, de Karnivool. En general, este álbum roza el sobresaliente.

Como hemos dicho anteriormente, ‘The Seventh Stage’ estará disponible a partir del 11 de diciembre, en todas las plataformas digitales. La presentación en directo tendrá lugar tres días más tarde en la archiconocida sala granadina Planta Baja, con OseznO como teloneros de lujo. Dos bandazas que no os podéis perder.

 

nota4

lo peor

La pronunciación del inglés, en algunos puntos, podría ser mejorable.

lo mejor

Post-Rock de mucha calidad. Canciones muy bien trabajadas, que demuestran el buen hacer de estos cinco músicos afincados en Granada. Tienen lo necesario para hacer algo importante. Muy interesante para los que disfrutan buceando con unos auriculares en una buena producción y un buen sonido.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s