Cine y Series

Serie: The Handmaid’s Tale

Reseña de El Miserable

Año 2017. Estados Unidos.

Director: Reed Morano, Mike Barker, Kate Dennis.

Reparto: Elisabeth Moss, Joseph Fiennes, Max Minghella, Yvonne Strahovski.

Género: Drama distópico futurista.

Hulu_TheHandmaidsTale_2sheet

Decía Cecil B. DeMille que una buena película “debía comenzar con un terremoto, para después ir creciendo en acción”. Y otro viejo adagio hollywoodiense aseguraba que no había “película lo suficientemente corta, ni polla lo suficientemente larga”.

“The Handmaid’s Tale” es un producto de la compañía Hulu que arrasó en la edición de los Emmy de este año, y que ha provocado un clamor positivo entre la crítica, elementos ambos siempre altamente sospechosos.

En las últimas temporadas de “House of Cards” fue posible asistir a algunos momentos de absoluta exageración, de una incomodidad predecible y absurda. Mucho más porque mientras se producían, el espectador involuntariamente pensaba: “no, no puede ser… No va a hacer eso, por el amor de Dios…”. La escena en la que el marido de Claire Underwood lame el Cristo de madera, o cuando orina sobre la tumba de su padre, son imágenes desgraciadamente inolvidables para el seguidor de la serie.

Porque, efectivamente, nadie es tan malo. Ni hace esas cosas. Si acaso, sólo alguien que como Gustavo Salmerón en “Fuera del cuerpo” se supiera protagonista de una película en la que protagonizase a un malvado sin fisuras.

“THT” comparte esa exageración, y la sensación de incomodidad ante momentos tan improbables como fútiles, narrativamente hablando.

El presente es un futuro no muy lejano, la fertilidad ha caído hasta niveles mínimos. En Estados Unidos existe ahora un régimen autocrático y fundamentalista, donde las mujeres carecen de derechos, no pueden trabajar ni tener propiedades, y son únicamente vehículos para la concepción. La protagonista (omnipresente Elizabeth Moss, quizá en exceso) es una “handmaid”, una criada cuyo único objetivo existencial es quedarse preñada de su “propietario”. Vía flashbacks se nos va informando de cómo pudo llegarse a tal situación…

… pero todo es exagerado, inverosímil, improbable. Es imposible creer que una sociedad como la actual pudiera transformarse en ese escenario de pesadilla en cuestión de meses o años. Escenas como la del parto vicario “sacan” al espectador del producto audiovisual y atascan la suspensión de la incredulidad. Los malos son malísimos, y profundamente desgraciados, lo que no se compadece con la realidad de las distopías que devinieron realidades, donde las clases dirigentes, al menos, vivían con todas las comodidades. Y para terminar de empeorar las cosas, todo es contado lenta, enfáticamente, con la consciente pretensión de estar haciendo “arte”.

Hollywood parece adorar las Causas, y se mueve siempre para donde sopla el viento. En un año lleno de incidentes raciales, sublimados en aquella campaña de “Black Lives Matter”, hubo una cosecha de películas con ingredientes afroamericanos algo insólita en la ceremonia de los Oscar, que culminó con la obtención del premio a la mejor producción a “Moonlight”. En el caso de “THT”, serie basada en la distopía futurista escrita por Margaret Atwood en 1985, resulta curioso que haya sido ahora –y sólo ahora, en este preciso momento político- que alguien se decidiera a traducir la historia en imágenes. Todo es correcto, ajustado y pertinente; las víctimas son las que deben ser -mujeres, gays, lesbianas, ateos, incluso médicos (esto es, científicos, defensores del conocimiento, suponemos que en contraposición a los malvados “guardianes de la fe”)-, y los verdugos entendemos que gozosos protovotantes de Trump. Y nada de ello sería del todo imperdonable si estuviera envuelto en una narrativa talentosa o entretenida, pero es que además, “THT” aburre.

En resumidas cuentas, que si quieren disfrutar de una potente fantasía distópica cinematográfica, mejor vuelven a ver “Children of Men”, la obra maestra de 2006 dirigida por Alfonso Cuarón.

Ahí no hay error posible.

nota2ymedio

lo peor

Su falta de límites.

 

lo mejor

El diseño de producción.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s